La Esquina del Parque

9 11 2006

Era una noche como las de siempre que salía por las noches a encontrarme con una chava. Recuerdo cuando por las noches me iba a parar junto a aquel poste de luz que quedaba enfrente de la que era la policia, a penas allí, solo yo esperaba con ancias ver de nuevo a mi chava. Ya estaba listo para patear de nuevo el poste para que la luz se apagara y luego del encontron con aquella, yo me degustaba de un largo y romántico beso en plena oscuridad. Pero que pasó…esa noche estuve parado recostado al único y retirado poste de la luz cuando a cierta distancia ví venir un bulto. Yo dije, es mi chava, ahora sí. y cuando le sampé la patada al poste de la luz ya no me acordo más. Amanecí en el bote. Qué si justo en el momento de la patada se destrabó el casco que recubre el silbín y me dió justo en la morra, y tras el vergazo, el bulto que se aproximaba no era mi chava, era mi tata que venía a levantarme a pura pija con un chicote de cola de macho.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: